27-21 @AnunnakiBot HABLA AHORA O CALLA PARA SIEMPRE

 HABLA AHORA O CALLA PARA SIEMPRE

No tengas miedo de juzgar a los demás o de ofender

  Semos muy inteligentes : r/Mujico

 

A muchas personas les preocupa crear tensión en sus amistades al hablar de temas delicados, pero las verdaderas amistades son precisamente las que soportan el estrés de tales conversaciones. 


Una amistad profunda debería ser antifrágil, por utilizar el concepto de Nassim Taleb. El historiador inglés Henry Thomas Buckle dijo: «Los hombres y las mujeres se clasifican en tres clases o niveles de inteligencia; se puede distinguir a la clase más baja por su costumbre de hablar siempre de las personas; a la siguiente, porque habitúa a conversar sobre las cosas, y a la más alta, por su preferencia por debatir las ideas».



Esa taxonomía también refleja la solidez de una amistad: la cháchara trivial es muy adecuada para romper el hielo con los desconocidos y charlar con los conocidos; las conversaciones profundas y significativas sobre ideas importantes de la política y la religión deberían ser una característica central de cualquier amistad valiosa.


Gente, Niños, Niña, Hablar, Conversacion

Si tus PRESUNTOS amigos son incapaces de aceptar una diferencia de opinión sobre algún tema sustantivo, entonces no son dignos de tu amistad. Hay dos refranes: «Mejor solo que mal acompañado» y «Dime con quién andas y te diré quién eres».

No olvidemos que cuando alguien nos impone silencio sobre ciertos temas No estamos en una conversación, estamos ante un Juego de Poder Un Juego en el que lo perdemos todo si no expresamos nuestra opinión sincera


Parar, Tirador, Esgrima, Frustrar

Los seres humanos somos una especie social. Prosperamos emocional y cognitivamente cuando trabamos intensos lazos de amistad. En la búsqueda de la felicidad, debemos intentar ser amigos de personas con las que podamos experimentar todo el rango de la actividad cerebral. Esto no es posible si tenemos demasiado miedo a estar en desacuerdo con nuestros amigos cercanos sobre cuestiones importantes. Elige sabiamente a tus amigos.

Asimismo, muchas personas bienintencionadas tienen miedo de juzgar a los demás.

El Cambridge Dictionary enumera los siguientes sinónimos y expresiones relacionados con 

 nonjudgmental [‘que no juzga o critica’]:

 open-minded [‘de mente abierta’],

 librepensador , inclusivo , liberal , vive y deja vivir , sociedad permisiva y tolerante ....


Recordemos los coloquialismos que reflejan esta aversión a juzgar: «¿Quién soy yo para juzgar? Yo no soy de los que juzgan. Nadie te juzga».

 ¿De dónde viene esta reticencia? 

Occidente se basa en las tradiciones cristianas, y muchos asumen, de acuerdo con la teología cristiana, que juzgar a los demás puede ser un pecado.



En varios evangelios se expresa el mandato de no juzgar a los demás. En el episodio de la adúltera (Juan 7, 53-58), Jesús dice: «Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra» (en referencia a la inminente lapidación de una mujer que ha cometido adulterio); en Mateo 7, 1-2, se puede leer: «No juzguéis para que no seáis juzgados. Porque con el juicio que juzgáis, seréis juzgados; y con la misma medida que medís, os volverán a medir»; en Lucas 6, 37, tenemos: «No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados». Por último, en Santiago 4, 12 se afirma: «No hay más que un legislador y juez, aquel que puede salvar y destruir».



Mucha gente interpreta que estas enseñanzas implican que el acto de juzgar "está prohibido por mandato divino", por la orden cósmica de vivir y dejar vivir. Pero es un error: estos mandatos se refieren a la hipocresía moral. Y algo curisoso es ver como las predican como tal, personas que se dicen Ateas ¿? 

Las personas que vomitan falsedades deberían ser juzgadas. Hay que juzgarles todos los días.


Martillo, Libros, Ley, Plato, Abogado

El relativismo cultural también impide que las personas emitan juicios, en especial contra las prácticas religiosas y culturales que de otro modo les parecerían abominables. Varias generaciones de estudiantes universitarios han sido adoctrinadas en la falsa creencia de que es una torpeza, si no intolerancia, juzgar a las personas de diferentes orígenes étnicos o religiosos, sobre todo si eres occidental y blanco. 

En abril de 2011, la Universidad de Notre Dame organizó un debate entre William Lane Craig, teólogo cristiano, y Sam Harris, científico ateo, sobre los fundamentos naturales de la moral frente a los sobrenaturales. 

En el debate, Harris contó una anécdota que resume a la perfección la ceguera moral que provoca el relativismo cultural. Se trataba de una conversación que mantuvo con una persona nombrada para el Consejo de Bioética del presidente Obama.



¿Cómo se puede decir que obligar a las mujeres a llevar burka está mal desde el punto de vista de la ciencia? —dijo ella.
Bueno, porque creo que es bastante evidente que el bien y el mal se relacionan con el bienestar humano, y que es igual de evidente que obligar a la mitad de la población a vivir en bolsas de tela y darles palizas, o matarlas, cuando intentan salir de ellas, no es una forma de maximizar el bienestar humano —respondí yo.
Bueno, ésa es sólo tu opinión —repuso ella.
Bueno, está bien —dije entonces yo—. Pongámoslo más fácil. Supongamos que descubrimos una cultura que le arrancaba los ojos a cada tercer hijo al nacer. ¿Estarías de acuerdo en que hemos descubierto una cultura que no maximizaba a la perfección el bienestar?
Dependería de por qué lo estaban haciendo —respondió ella.
Cuando me repuse de la impresión, dije:
Está bien. Pongamos que lo estaban haciendo por razones religiosas. Pongamos que tienen unas escrituras que dicen: «Cada tercer hijo debe caminar en la oscuridad», o alguna tontería por el estilo.
Bueno, entonces nunca podrías decir que están equivocados —repuso.

Harris señaló que esta misma persona tenía profundas reservas morales acerca del uso de imágenes cerebrales de los terroristas detenidos como técnica de detección de mentiras.

Esta persona tiene destrozado su juicio moral. Le resultaba cruelmente indiferente que les arrancaran los ojos a los niños si dicha salvajada se hacía al servicio de unas grotescas creencias religiosas, y no le molestaba lo más mínimo que las mujeres sean obligadas a llevar burka porque se hace al servicio de las creencias religiosas islámicas.

Pero no te atrevas a transgredir la libertad de asesinar  de un terrorista. Esta persona inmoral y confundida había sucumbido a dos prejuicios: un  caso de relativismo cultural mezclado con el ethos de autoflagelación cultural. Estaba perfectamente satisfecha de someter su propia cultura a unos estándares morales asombrosamente estrictos, pero era incapaz de juzgar los comportamientos bárbaros de personas de otras culturas o religiones. Era la personificación de la cobardía moral.

Juzgar es humano. Es perfectamente natural juzgar a los demás, y forma parte de ser un adulto funcional. Una característica fundamental de la toma de decisiones humana es el proceso de juzgar varias alternativas en competencia.


Por esta precisa razón existen la Society for Judgment and Decision Making y su revista insignia, Judgment and Decision Making . Juzgamos a quienes incluimos en nuestro círculo íntimo de amigos. Juzgamos a varios posibles pretendientes antes de casarnos con nuestro futuro cónyuge. Juzgamos el desempeño de nuestros alumnos y empleados. La vida está llena de juicios incesantes.


Si  pensamos  en las personas que nos parecen más interesantes, vemos que tienen  una cosa en común: juzgan, opinan y adoptan posturas.


Los equidistantes que se equivocan sobre los pros y los contras de cada tema concebible sin siquiera emitir un juicio son personas profundamente aburridas. No juzgar nunca es ser un intelectual cobarde, porque sirve como una póliza contra la posibilidad de convertirse en una figura polarizadora. Los intelectuales públicos más carismáticos suelen ser aquellos que expresan sus juicios sobre una amplia variedad de temas. Thomas Sowell y el fallecido Christopher Hitchens son dos de los principales intelectuales públicos de las últimas cuatro décadas precisamente porque nunca evitaron expresar sus opiniones sobre temas polémicos. 

Mujer, Silenciados, Silencio, No Hablar 

Por supuesto, no todos los juicios son iguales. La diferencia entre un ideólogo crítico y un intelectual crítico es el proceso por el que cada uno llega a su postura. Siempre que se utilicen argumentos bien articulados que respalden tus juicios, es perfectamente aceptable juzgar.

Lo lo olviden:


HABLEN AHORA O TENDRÁN QUE CALLAR PARA SIEMPRE 

 

 

 Siguiente:
 

 
Anterior: 

27-20 @AnunnakiBot LA IMPORTANCIA DE LA GRATITUD https://anunnakibot.blogspot.com/2022/07/27-20-anunnakibot-la-importancia-de-la.html

 


@AnunnakiBot PLAN GENERAL DEL BLOG. ETIQUETAS

 https://anunnakibot.blogspot.com/2021/02/anunnakibot-plan-general-del-blog.html

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRADAS POLULARES